29 de Junio 2004

Blade Runner

Hoy mi amiga Shered me ha recordado una de mis películas preferidas, Blade Runner. La lucha entre el hombre y unas máquinas casi perfectas creadas por él mismo: los replicantes.
De ambiente gótico y sobrecogedor, con una lluvia continua a lo largo de toda la película y escenarios grotescos que recrean la deshumanización del mundo en ese futuro cada vez más cercano. Criatura versus creador, la criatura que se rebela contra las limitaciones impuestas por su creador y que recibe el castigo por ello. Una triste metáfora del género humano.
El momento crucial de la película se basa en el diálogo final entre Roy (el replicante) y Deckard (el hombre), cuando éste es salvado in extremis de caer al vacío:

- (Roy): "¿No eres tú el mejor? Vamos, muéstrame de qué estás hecho."
Y sigue diciendo:
"Yo he visto cosas que vosotros no creeríais.
Atacar naves en llamas más allá de Orión.
He visto rayos-C brillar en la oscuridad
cerca de la puerta de Tannhäuser.
Todos esos momentos se perderán en el tiempo
como lágrimas en la lluvia.
Es hora de morir"

Y nosotros, ¿mostramos de qué estamos hechos?

Escrito por odyseo a las 5:50 PM | Comentarios (27) | TrackBack

28 de Junio 2004

Día Internacional del Orgullo Gay

Hoy se celebra el Día Internacional del Orgullo Gay y todas las grandes ciudades del mundo occidental se llenaran de manifestaciones con caravanas y plataformas desde las que lucirá sus galas todo un universo variopinto de personas de distintas condiciones, colores, religiones, tendencias y sexos.
Yo, como mero observador desde fuera, me extraño de algunas de esas manifestaciones protagonizadas por algunos personajes que, creo, no representan a la mayoría del colectivo pero que se otorgan a sí mismos una mayor "visibilidad". Esos alardes plumíferos y carnavaleros que recuerdan más los ritos del pavo real que la simple diversión festiva, son un autoensalzamiento provocador, inocuo aparentemente en sus consecuencias, pero llamativo y propagandístico. Son el extremo chabacano de la fiesta, que reinvindica a su manera un espacio de atención (y lo consiguen) y de respeto (y creo que lo pierden).
Ser homosexual es una cosa muy seria como para dejarla en manos de esa minoría de la pluma y el gritito feminoide. Todos tienen derecho a ser como quieran ser, pero que no se sientan representantes del colectivo aquellos que simplemente llaman más la atención ante el resto de la sociedad. Salir del armario ha de ser algo más que darse un beso en la calle con tu pareja y vestirse como una loca sobre una plataforma movil.
Las opciones sexuales no pueden ser nunca una etiqueta en la frente del individuo, ni razón de discriminación. Pero ha de llegar el día en que tampoco sea utilizada tal condición como bandera de reivindicación alguna; ha de llegar el día en que ser homosexual tenga tantas consecuencias como ser heterosexual, ser del Atlético de Madrid o fumar Ducados (bueno, fumar dicen que da cancer, pero ser homosexual no tiene efectos nocivos sobre la salud, según parece).
Salir del armario es un deber de todos: de los homosexuales que quieran serlo ante todo el mundo y que todos lo sepan, sí, pero también de los miles de palestinos que se enfrentan a diario al exterminio por parte de los judíos; de los cubanos que se enfrentan al hambre y al endurecimiento del régimen de Fidel; de los miles de niñas explotadas sexualmente en países tercermundistas; de los niños de la guerra y de la calle; de los ciudadanos que sufren la corrupción de sus funcionarios y gobiernos; de los millones de trabajadores explotados por sus patronos; de las mujeres maltratadas por sus maridos; de los miles de sacerdotes que aguantan y soportan en silencio los desvaríos de su jerarquía superior; de los miles de soldados que luchan en guerras que no son las suyas; de los miles de consumidores y votantes (es lo mismo) que se sienten engañados por los fabricantes de los productos que compran (son los mismos); por los miles de presos que se hacinan en cárceles atestadas esperando un juicio que no llega mientras les someten los propios compañeros de prisión a mil abusos; de los miles de subsaharianos que son engañados cada año por las mafias de las pateras, etc, etc, etc.
¿Para cuando vamos a dejar lo de salir del armario para reivindicar todo eso también? Seamos serios, hay muchos armarios de los que salir.

Escrito por odyseo a las 6:12 PM | Comentarios (14) | TrackBack

27 de Junio 2004

¿Invitados?

La principal novedad de la resolución de la ONU es que ahora a los ocupantes se les llama invitados. Los invita, parece ser, un gobierno nombrado por los ocupantes para que invite a estos a su país y se sirvan petroleo en barra libre y hasta altas horas de la madrugada. Fácil de entender para todos menos para los millones de iraquíes que soportan a diario una violencia extrema y sobreviven de mala manera en un país, el suyo, al borde de la anarquía absoluta. La administración provisional vive enjaulada, protegida por sus propios captores, alejada completamente de la realidad de una sociedad bulliciosa que aprovecha cualquier resquicio para su propia autoorganización, en torno a sus clanes ancestrales o a sus jefes tribales o religiosos. Estos últimos pescan en río revuelto y aumentan sus ganancias de un modo que de no haber invitados no lo hubieran ni soñado.
Como en todas las fiestas, es a los dueños de la casa a los que les toca luego recoger los vasos, las mesas, los platos rotos, recoger desperdicios y limpiar el suelo. Los invitados, cuando se marchan, dejan tras de sí un rastro de basura y orín dificil de limpiar.
Y dicen que el orín de cowboy de las Azores es de los que peor huelen. En Irlanda ayer y Estambul hoy, ya lo saben. Reciben al cowboy (con un fuerte desembolso en el capítulo de seguridad) que viene de visita a la (ahora ya no) "vieja Europa" a poner buena cara y hacer amiguitos después de que su anterior pandilla se rompiera. ¿Pasaremos de ser países empleados a países socios del fundador de la empresa?

Escrito por odyseo a las 8:52 PM | Comentarios (7) | TrackBack

26 de Junio 2004

Arqueología del alma

Horacio se hizo arqueólogo gracias a su singular capacidad de sondear las profundidades ocultas en el ser humano a través de los objetos cotidianos. Podía coger con su huesuda mano un objeto antiguo que hubiera pertenecido a otras personas mucho más atrás en el tiempo, y sentir con precisión aquello que había sentido el dueño original del objeto al tenerlo por última vez en sus manos. En su cabeza se proyectaba una breve película con la secuencia de imágenes de apenas los últimos diez segundos anteriores a que ese objeto fuese abandonado por su dueño. Pasear con él por calles de viejas ciudades, rincones ya convertidos en ruinas, restos de viejos edificios, se convertía así en una excursión a través del tiempo revivido.
Pero su especialidad eran las fotografías antiguas. Al contemplarlas, su imaginación volaba hasta el instante justamente anterior al disparo del fotógrafo y reproducía los diálogos de los protagonistas, sus anhelos y miserias, sus felicidades y dolencias, sus quebraderos y suspiros, sus sentimientos y preocupaciones con exactitud matemática.
- Mira esta familia –me decía entusiasmado-. Todos sentados alrededor de la madre, y el padre detrás con su mano sobre el hombro de la mujer. Vestidos de gala para la ocasión. No todos los días se hacía uno una fotografía. El hijo mayor está impaciente por irse a la plaza en busca de la chica de sus sueños. El pequeño aún está triste por la muerte de su hermana hace unos meses. La madre piensa qué podrá decirle al tendero al día siguiente para convencerle de que le de algo de comida que ya le pagará ella otro día. El marido tiene miedo, dentro de unos días se va a la guerra.
- ¿Cómo puedes saber lo que estaban pensando cada uno de ellos en ese momento? –le interrumpí absolutamente sorprendido.
- Porque me meto a través de sus ojos en su interior y ahí es donde miro. No te puedes quedar en la imagen reflejada en el papel amarillento porque la realidad nunca es como una foto de estudio, en la que el fotógrafo coloca a cada miembro del grupo en la postura exacta bajo una luz perfecta. La realidad no es perfecta. Coleccionar fotos a manera de momentos inolvidables y perfectos es ausentarse de la vida y acumular pedazos de ilusión que se unen con el pegamento del dolor diario.
Aquella mañana, al echar mano del mechero en el interior del bolsillo, Horacio se dio cuenta que acababa de morir. Por su cabeza desfilaron las imágenes de sus últimos instantes vivo, mientras me hablaba de aquel hombre de la fotografía que unos días más tarde se iría a la guerra.

Escrito por odyseo a las 7:26 PM | Comentarios (6) | TrackBack

25 de Junio 2004

El futbol nacional

Paradojas de la vida, el país donde un individuo que sepa darle a la pelota gana más dinero, dónde más recursos se invierten en construir estadios, fichar jugadores, pagar a entrenadores, donde más publicidad asociada a dicho espectáculo se genera, tiene una selección nacional que a la primera ocasión provoca el mayor grado de frustración posible entre la ciudadanía. Somos los eternos favoritos y los eternos perdedores. A perder no hay quien nos gane.
Y yo me pregunto si realmente estas selecciones de jugadores tan demasiado bien pagados sienten los colores de sus camisetas o solo sienten el color del dinero y por eso no les merece la pena el esfuerzo. Me pregunto si será por eso que las selecciones teoricamente más humildes dan una mayor y mejor respuesta en este tipo de campeonatos internacionales.
A lo mejor a tantos raules, beckhanes, zidanes, tottis, habría que pensar en pagarles menos o en no seleccionarlos, para a ver si así sus respectivos equipos nacionales hacían algo.
Y, por último, yo me pregunto: ¿cobrarán un plus por cada escupitajo? ¿por qué el único deportista que se pasa noventa minutos escupiendo (en el cesped o en el contrario) es el futbolista? ¿no se deshidratan? ¿existe algún tipo de relación entre escupir y tocarse los testículos? ¿serán señales codificadas como en el mus?
************
Hola, me llamo Odyseo -levantándome de la silla y mirando al círculo de compañeros que asistimos a terapia de grupo por primera vez- y tengo que confesaros una cosa: (se hace el silencio) ¡No entiendo de fútbooooooooool!!!

Escrito por odyseo a las 6:36 PM | Comentarios (15) | TrackBack

24 de Junio 2004

Comprometerse con la verdad

Hace unos días escuché a José Saramago hacer un planteamiento en favor de la verdad muy de su estilo y de su filosofía personal. Decía que los ciudadanos tenemos un enorme poder en nuestras manos si sabemos utilizarlo:
cuando cojemos el mando a distancia del televisor y elegimos ver un programa u otro, o elegimos apagarlo; cuando compramos este o aquel producto, de esta marca o esta otra, o elegimos no comprarlo; cuando votamos a este u otro partido, o elegimos no votar, o votar en blanco.
Pero sobre todo tenemos un enorme poder cuando elegimos comprometernos con la verdad bajo toda circunstancia y situación. Hay que decir la verdad. Hay que decir la verdad siempre, y denunciar lo falso, la mentira, en la política, en la economía, en la religión, en la sociedad, en la cultura, en el arte, en las relaciones personales, en las relaciones profesionales y sociales.
Hay que decir la verdad, aunque vivamos en un mundo donde se valoran más las apariencias y la verdad desnuda está en desuso y resulta poco práctica, por dificil y por costosa. El camino de la mentira, de lo falso, de lo aparente, de lo superficial, es más fácil y sencillo, al menos a corto plazo.
En un mundo donde nadie es responsable de nada, donde la responsabilidad es una carga de la que se huye como del diablo, la mentira se impone como instrumento de justificación de cualquier acto, como excusa de cualquier compromiso o como disfraz de cualquier obligación. En un mundo donde los políticos, los periodistas, los profesores, el gobierno, la iglesia, ... mienten, nosotros podemos elegir el camino más dificil pero único para alcanzar la dignidad y la libertad.
Yo pienso que hay que elegir la verdad y decirla siempre.

Escrito por odyseo a las 6:38 PM | Comentarios (22) | TrackBack

23 de Junio 2004

Donaciones empresariales

roto33.jpg

El Roto

Escrito por odyseo a las 6:15 PM | Comentarios (9) | TrackBack

22 de Junio 2004

Hagan juego

"... En el juego de naipes que llamamos "vida" cada cual juega lo mejor que sabe las cartas que le han tocado. Quienes insisten en querer jugar no las cartas que le han tocado, sino las que creen que debería haberles tocado, son los que pierden el juego.
No se nos pregunta si queremos jugar.
No es ésa la opción: tenemos que jugar.
La opción es: ¿cómo?"

(A. de Mello)

Me recuerda el mensaje que se puede extraer tras la lectura de un libro que inunda en estos días todas las librerías: La Buena Suerte, de Fernando Trías de Bes y Alex Rovira: lo esencial es aprender a vivir de tal manera que seamos causa de todo lo que nos ocurre.
Decía Herman Hesse, por boca de su Sidharta, que el hombre puede elegir entre ser como la hoja de un árbol que cae mecida por el viento y llevada por éste a cualquier sitio, o ser como una estrella que tiene clara su órbita y su destino en el universo y no lo altera bajo ninguna circunstancia.
Yo hace años elegí dejar de ser hoja que cae y convertirme en estrella. Tuve que cambiar muchas cosas, elegir caminos nuevos para llegar a sitios distintos, porque para que ocurran cosas nuevas, hay que abandonar lo conocido y aventurarse por lo desconocido y nuevo, ya lo decía San Juan de la Cruz en su Noche oscura del alma.

Escrito por odyseo a las 10:10 PM | Comentarios (20) | TrackBack

Cultura y demanda

En los últimos veinticinco años y debido a la mayor atención prestada por las instituciones públicas, la cultura española ha vivido un aparente esplendor. El país se ha poblado de edificios insignes y prácticamente no hay pueblo o ciudad que no haya visto como se le adornaba con algún museo de diseño vanguardista, algún puente de ingeniería estilizada o algún auditorio de gran aforo. Bibliotecas, centros culturales, salas de conferencias, palacios de congresos han surgido por doquier, aderezados con esculturas de artistas modernos en plazas, jardines y lugares de esparcimiento. Las administraciones tanto municipales como autonómicas y nacionales han dotado al país de un equipaje cultural de primer orden, deslumbrador y muy efectivo de cara a la foto el día de la inauguración. Nuestras universidades están desbordadas de licenciados y diplomados, las ferias y muestras de libros se llenan de gente y las colas ante un escritor firmando su última publicación suelen ser largas y abundantes.
Ante tal visión uno corre el peligro de perder de vista que tanto hermoso contenedor, no está dotado de apenas contenido de interés alguno. Es una cultura vacía, como casi todas las culturas subvencionadas y oficiales. Nuestras universidades están llenas de estudiantes pero los programas y enseñanzas están obsoletos y son de una calidad ínfima. La democratización de la enseñanza es un logro social de primer orden, pero corre el peligro, si no se vigila atentamente, de incorporar a tanto titulado a una cultura de masas absolutamente simplona y devastadora. La democratización de la enseñanza en España no ha servido para crear buen gusto sino para maquillar el vacío intelectual, con grandes fastos de cultura basura. El problema no radica en la falta de una oferta de calidad, sino en la baja calidad de la demanda. La gente no quiere conciertos de música clásica ni ópera, ni teatro, ni buen cine, sino que quiere espectáculo de consumo.
En la enseñanza pasa como en el mercado, los mejores clientes se llevan el mejor producto, aunque les salga un poco más caro. Mientras maestros y profesores, mal pagados y mal considerados, se esfuerzan por dar una calidad a su trabajo, los pupilos salen ciegos de las aulas, incapacitados para entender el mundo y vacíos de unos valores que van a necesitar tarde o temprano.
La cultura culta no desaparece pese al avance de la basura, al contrario, se vuelve más exquisita y se refugia donde siempre ha estado: en los reconcentrados círculos del poder (poder en el amplio sentido del término, incluyendo sus parcelas económicas, religiosas, sociales, políticas, empresariales e intelectuales). Sólo las élites siguen disfrutando de esta cultura mientras las masas, con una enseñanza de segundo orden, se siguen embruteciendo con el consumo de exposiciones o la asistencia a foros que están vanos. El privilegio de poder contemplar una pintura o degustar una música de valor se queda recluido en los círculos de la clase hereditariamente cultivada y rica, reproduciendo de este modo sus privilegios históricos.
Una enseñanza competente, en colegios competentes, impartida por un profesorado competente, es lo que un verdadero Estado democrático debería ofrecer gratuitamente a todos sus ciudadanos, para mejorar su juicio y su felicidad. Pero el Estado sólo está interesado en entretenernos, como con el Foro de Barcelona.

Escrito por odyseo a las 8:54 AM | Comentarios (18) | TrackBack

20 de Junio 2004

Amor, seducción y SMS

Todo cambia y la tecnología, además, lo hace a un ritmo frenético. La sociedad actual valora ante todo la utilidad, la funcionalidad, el pragmatismo y la brevedad, rapidez y velocidad. La tecnología lo combina y reune todo para otorgar a la información un valor añadido. Hoy la tecnología sirve lo mismo para obtener información sobre la Bolsa que para intercambiar sexo y pasiones.
El mensaje ha de ser breve y conciso, a modo de slogan más que discurso elaborado. Las palabras son como los costes de una empresa, a menor cantidad y mismo resultado, la inversión merece más la pena, aunque en este caso sea por pura satisfacción carnal.
Hoy ya nadie escribe cartas de amor y, menos aún, utiliza un lenguaje elaborado, barroco, que se detiene en los matices o en construir grandes metáforas. Escribir mensajes de amor o sexo en un teléfono móvil no produce placer alguno al escribirlo o al leerlos, al menos desde el punto de vista meramente lingüístico.
Un "Ke llevas puesto, stas...hum, ya sbs", como texto amoroso no pasará a la historia de la Literatura universal. El mensaje, despojado de toda retórica, de todo lo superfluo e innecesario, ha perdido toda su carga de seducción y va mucho más directo a la meta final. Enviados a bocajarro pueden resultar hasta procaces y provocadores. Dan por hecho que la conquista ya se ha producido y,aunque en realidad no se haya consumado, el deseo estará, según el mensaje, prontamente consumado y consumido.
No hace falta ceremonial ni sello previo, basta pulsar un botón y enviarlo, sin posibilidad de rectificación. En un instante nuestras ansias y deseos fantasiosos, nuestros ardores y secretos más íntimos, vuelan hasta un satélite, atravesando la atmósfera, y regresan hasta la tierra para vibrar en el bolsillo trasero del pantalón del destinatario.
El romanticismo de las viejas cartas permitía echarse para atrás, rectificar, arrepentirse de haberla escrito o de enviarla. Mientras le llegaba a la otra persona daba tiempo a cambiar de enamorada. Pero ahora todo transcurre a la velocidad de un orgasmo y al precio de 0.3 céntimos.
Lástima.

Escrito por odyseo a las 8:34 PM | Comentarios (16) | TrackBack

19 de Junio 2004

Si Freud levantara la cabeza

Si Freud levantara la cabeza se encontraría con que su vieja teoría del Yo, el Ello y el Super-Yo, se ha quedado obsoleta. Ahora a todo eso como mínimo hay que añadir los Nicks o alias que cada uno/a utiliza como tarjeta de presentación de sus realidades virtuales.
¿Quién sabe qué se oculta bajo la Higuera de Timón?; ¿es realmente Ubu lo mejor de cada casa?; ¿la Chica de la falda roja lleva falda o pantalón?; ¿Lua no será Moonsa?; ¿Dolores realmente tiene treinta y pico?, ¿Hallofon no será realmente el alter ego de Aute?, ¿existe un Reino Sumergido?, ¿Beatrice no vivirá en un convento de clausura y sólo sale al exterior a través del ordenador?, ¿Brisa no será un estudiante de Wisconsin haciendo un master sobre sistemas de cubiertas y ventanas?, ¿Será Jaio realmente una espía de su majestad o la propia reina de Inglaterra?
¿Quiénes son realmente Oscar, Maite, Chloe y David, Juwe, Sofrega, Jujan, Memoria, y tantos otros/as?. ¿Somos quiénes aparentamos ser o utilizamos nuestros alter egos para mejorarnos, empequeñecernos, agrandarnos, estilizarnos, enmascararnos...? ¿Es más real nuestro alias o nuestro yo? ¿Quién trabaja más y mejor, quién se porta mejor en la cama, quién se divierte más, quién sufre, quién se enamora y desenamora? ¿quién es el que expresa esos sentimientos o el que piensa esas ideas?
¿Hombre o mujer, viejo o joven, casado o soltero, dulce o ácido, Odyseo u Horacio o G.? ¿Quién soy yo?¿Yo, yo mismo o mi alias, o el alias de mi alias?

¿Quién soy más yo?
¿Y a quién le importa?

Escrito por odyseo a las 7:37 PM | Comentarios (26) | TrackBack

18 de Junio 2004

El espía de corazones

Conocí a Padvel Zcernek en un viejo café junto al Puente de Carlos en aquella malograda primavera en que los tanques arrancaron todas las flores del parque.
Me senté a su lado y tomamos un café como si lo que ocurría fuera no fuese más que el rodaje de una película.
Tenía la extraña virtud de hacerte sentir cómodo desde el primer momento, incluso antes de mirarte con aquellos ojos grises, hundidos por tantos naufragios ajenos.
Caminamos hacia el Café Nouveau, junto a la Opera. Mientras sonaba el piano, apurando un viejo cognac, me contó a qué se había dedicado toda su vida.
- "Soy espía" -me susurró. "Pero de los corazones. Sólo preciso colocarme al lado de alguien para conocer todos sus sentimientos. No se los robo, sólo los espío y los copio en mi corazón. Luego, con sólo tocar a otra persona, le puedo transmitir el sentimiento que necesite".
Y para demostrármelo, me tocó con su mano en el hombro. Fue como si en apenas unos segundos desfilaran ante mí decenas de personas, desconocidas, con sus frustraciones, sus deseos, sus miedos, sus ambiciones: mujeres desencantadas, madres que rechazaban a su hijo, jóvenes enamorados, viejos cansados, adolescentes incomprendidos...
- "Eso que has visto y que llevo en el corazón me pesa como una gran losa. Hasta que no traspaso el sentimiento a otra persona no descanso. Pero, ¿a quién le doy los sentimientos negativos? No puedo, no soy capaz de soltarlos..."
Salimos a la calle de nuevo, al amparo de las últimas luces. Caminamos lentamente, como sin rumbo. Llegamos de nuevo al río, pero a la mitad del puente Padvel se detuvo. Entre las esculturas había visto a alguien escondido.
- ¿Qué te ocurre? -preguntó a la chica mientras la cogía del brazo.
- Ya nada. -contestó ella. Y salió corriendo hasta perderse en la cuesta hacia la ciudad alta.
Padvel permaneció callado hasta que, bruscamente se detuvo y me despidió de forma un tanto incómoda. Ni siquiera me dio la mano. No volví a verle. Pero sus ojos inundados de una tristeza infinita no los podré olvidar jamás.
Una semana después lei en el periódico la noticia de que un hombre, un tal P.Z., de 40 años, había aparecido muerto aguas abajo de la ciudad. La policía creía que se habría suicidado tirándose de algún puente.
Los tanques empezaban a retirarse, pero las flores tardarían en volver. Aquella primavera fue la más corta que se recuerda.

Dedicado a Timón, que está bajo la higuera, espiando.

Escrito por odyseo a las 9:03 PM | Comentarios (20) | TrackBack

17 de Junio 2004

Ingenuos o mentirosos

La Comisión del Congreso para investigar el 11- S en Estados Unidos ha llegado a la conclusión, según publicaban todos los medios de prensa hace unos días, de que no hubo relación alguna entre Sadam Husseim y Al-Qaeda, es decir entre el régimen de Sadam y los atentados.
Uno a uno, los que habían sido los principales argumentos de EEUU y sus socios (el tristemente famoso Trío de las Azores) se han ido desmontando a la luz de las pruebas y las comisiones de investigación. Ni había armas de destrucción masiva, ni Irak tenía capacidad para realizar un ataque sobre Europa con dichas armas en menos de 45 minutos, ni era un santuario de grupos terroristas, ni había relación alguna con la organización de Bin Laden.
Por tanto, Bush el Menor ha mentido a sus conciudadanos y al mundo entero; Blair ha mentido a sus conciudadanos y al mundo entero; y Aznar ha mentido a sus conciudadanos y al mundo entero. No sé qué va a hacer el mundo entero con Blair y Bush. Tampoco sé qué va a hacer con Aznar. Pero me pregunto qué vamos a hacer nosotros.
Podemos considerar que Aznar fue un ingenuo que se dejó engañar llevado por la buena fe entre estadistas de prestigio y creyó las informaciones de su amigo Bush o de su amigo Blair. Podemos pensar que todos los servicios secretos mintieron a sus respectivos gobiernos. Podemos pensar que Aznar nos engañó sabiendo que los argumentos que esgrimía ante la opinión pública, ante el parlamento y ante los medios de comunicación eran falsos desde la raiz.
El caso es que con cualquiera de las posibilidades salen él y su partido muy mal parados.
El pecado de ingenuidad nos lo podemos permitir la gente corriente, pero no los gobernantes. Un político ingenuo, además de bobo, no merece ocupar cargo alguno. Un político mentiroso debe ser juzgado e ir a la cárcel si fuese el caso.
En la persona de Aznar se reunen, en mi opinión, todos los requisitos.
Sugiero montar otro Guantánamo (guantánamo II) para meter a todos estos "ingenuos" y someterlos no a torturas sino a ese trato que recomienda el Departamento de Defensa y el Departamento de Justicia para los presos.
Y no olvidar.

Escrito por odyseo a las 10:13 PM | Comentarios (11) | TrackBack

16 de Junio 2004

Sociedades Anónimas

roto13.jpg

El Roto

Escrito por odyseo a las 9:50 PM | Comentarios (11) | TrackBack

15 de Junio 2004

Ciudadanos desesperados de la política.

Repasando los estudios sociológicos que sobre el electorado europeo han realizado algunas prestigiosas empresas de demoscopia y los departamentos de sociología de algunas universidades, resulta que nos parecemos entre sí más de lo que pensábamos.
Cierto que nos unen más desgracias que heroicidades, pero consuela saber que no somos los únicos en sufrir tales situaciones. Pues bien, resulta que los votantes europeos no se sienten representados por los partidos políticos tradicionales de sus respectivos países y que por eso votan a partidos nuevos, surgidos del populismo más demagógico de derechas o del radicalismo izquierdista neotrotskista del siglo XXI, o simplemente no votan y aprovechan la jornada para ir a la piscina o la playa o tumbarse en casa sin hacer nada. En cualquier caso, las razones que apuntan como causas de su descontento son muy parecidas: la inseguridad personal, la delincuencia creciente y la violencia (normalmente la asocian a los inmigrantes), la pérdida de identidad nacional (normalmente la asocian a los inmigrantes o a la supranacionalidad de la Unión Europea), un puesto de trabajo en peligro, una seguridad social (jubilación incluida) sin futuro, un mundo dominado por las multinacionales, una vida alienada por la tecnología, unos gobiernos dominados por burocracias arrogantes en Bruselas o en Washington, un poder americano sin control, una Unión Europea pusilánime en el mundo y tecnocrática en Europa, unos mercados financieros donde nuestros ahorros se pueden evaporar sin dejar rastro y sin saber por qué, unos medios de comunicación dominados por el sensacionalismo, etc.... En definitiva, unos problemas muy serios en manos de unos políticos venales, serviles y mentirosos. Dicho coctel produce no sólo confusión sino miedo, desconfianza y conduce a actitudes en el votante que van desde el voto populista del viejo obrero militante de izquierdas, hasta el voto al radicalismo antisistema de los jóvenes que constatan que no hay sitio para ellos en un mundo que se escapa a su control.
Hoy el mundo está en manos de los ideólogos de la moda y el mercado, evangelizadores de la tecnología, jíbaros de nuestras cabezas, alienadores que usan a los medios de comunicación como su particular tribuna desde la que la lanzan el mensaje de salvación: mensajes cortos y simples que insultan a nuestra inteligencia, pero que a fuerza de verlos repetidos en miles de situaciones y canales llegan a prender en la cabeza de la ciudadanía.
Hoy nuestros pater patriae están preocupados porque la ciudadanía les da la espalda, porque ha vencido la abstención y la protesta irracional, porque la izquierda sociológica se ha quedado en casa. ¿Qué creéis? ¿Creéis que se van a acercar a la ciudadanía y les van a preguntar qué les preocupa realmente? No, si eso ya lo saben. Lo que no saben es cómo solucionar los problemas reales de la gente, ni quieren, porque muchas de la soluciones irían en contra de sus intereses personales como mercaderes y tecnócratas.
La Europa de los ciudadanos está aún por ver la luz. Es un simple feto y la gestación está siendo complicada. Habrá que cambiar de matronas. Mientras tanto, de Europa sólo nos queda la Eurocopa, que atrae más la atención.

Escrito por odyseo a las 11:30 AM | Comentarios (28) | TrackBack

14 de Junio 2004

El árbol donde crecen los zapatos

En aquel viaje , por primera vez en mi vida, me sentí derrotado, perdido y sin fuerzas para continuar. Hacia más de cinco horas que no pasaba ni un maldito camión y el calor era sofocante. Lo único que me mantenía atento era el lento transcurrir de los mojones cada cien metros con el identificativo de la carretera US-50, entre Carson City y Ely. Casi 500 kilómetros entre ambos extremos y un burdel en cada uno de ellos. Entre medio, sólo el desierto y los lagartos. Pero Horacio no era persona que se dejara vencer por la adversidad. Viéndolo allí erguido, como un poste duro y seco, cualquiera diría que aquel hombre era todo menos humano. Horacio se mantuvo así durante seis largas horas desde que decidimos no seguir caminando, convencido de que alguien pasaría y nos recogería, aunque fuese el mismísimo diablo el que tuviera que coger el coche.
Sin nadie a nuestro alrededor, sin apenas agua y con solo el destino por delante, Horacio permaneció con su dedo apuntando a las estrellas hasta que a lo lejos empezamos a vislumbrar las luces de algún vehículo que se acercaba ronroneando como si navegara sobre la arena.
Era la camioneta del viejo Stevenson, propietario de la única gasolinera de Middle Gate, pequeña población a mitad de camino. Además de la gasolinera, tenía un pequeño asador y un bar donde los solitarios pasan las noches con el único consuelo del whisky que el propio Stevenson fabricaba en la trastienda de su destartalado negocio.
Allí fue donde escuchamos la historia del árbol en el que crecían zapatos. Se trataba de un viejo álamo que crecía al borde de la carretera a unos pocos metros de la gasolinera. Cuentan que llegó hasta allí una pareja de recién casados enfadados por haber perdido todo el dinero en las tragaperras de Reno. La mujer, harta de la discusión, amenazó con volverse a pie a Utah. Su esposo, conociendo a su mujer y sabiendo que cuando a ésta se le metía algo en la cabeza no había quien la detuviera, cogió los zapatos de ella y los lanzó a la rama más alta del árbol, gritándole que si quería volver andando lo tendría que hacer descalza.
La dejó allí de pie y se fue al bar a tomar unas cervezas. Dos horas después, cada uno seguía en su sitio sin dar el brazo a torcer, hasta que intervino la señora Stevenson, convenciendo al marido de que si no hacía algo, toda su vida sería una continua pelea. "Vuelve y dile a tu mujer que todo ha sido culpa tuya".
El hombre se dejó convencer y la pareja hizo las paces. El esposo lanzó también sus zapatos al árbol en señal de solidaridad. Un año después volvieron con su hijo y lanzaron las botitas del niño. Como decía la señora Stevenson, "el amor es un trabajo dificil". Muchos desde entonces han imitado a los primeros lanzadores hasta el punto de que ahora, más que hojas, sólo se ven zapatos colgando a miles de sus ramas.
A Horacio le encantó la historia y también arrojó sus botas al árbol. Si pasáis por allí, aún las podréis ver.... Siempre es mejor viajar descalzo.

Escrito por odyseo a las 6:08 PM | Comentarios (11) | TrackBack

13 de Junio 2004

Organizaciones espirituales

Un gurú quedó tan impresionado por el progreso espiritual de su discípulo que, pensando que ya no necesitaba ser guiado, le permitió independizarse y ocupar una pequeña cabaña a la orilla de un río.
Cada mañana, después de efectuar sus abluciones, el discípulo ponía a secar su taparrabos, que era su única posesión. Pero un día quedó consternado al comprobar que las ratas lo habían hecho trizas. De manera que tuvo que mendigar entre los habitantes de la aldea para conseguir otro. Cuando las ratas también destrozaron éste, decidió hacerse con un gato, con lo cual dejó de tener problemas con las ratas, pero, además de mendigar para su propio sustento, tuvo que hacerlo para conseguir leche para el gato.
"Esto de mendigar es demasiado molesto" pensó, "y demasiado oneroso para los habitantes de la aldea. Tendré que hacerme de una vaca." Y cuando consiguió la vaca, tuvo que mendigar para conseguirle forraje. "Será mejor que cultive el terreno que hay junto a la cabaña" pensó entonces. Pero también aquello demostró tener sus inconvenientes, porque le dejaba poco tiempo para la meditación. De modo que empleó a unos peones que cultivaran la tierra por él. Pero entonces se le presentó la necesidad de vigilar a los peones, por lo que decidió casarse con una mujer que hiciera esta tarea.
Naturalmente, antes de que pasara mucho tiempo se había convertido en uno de los hombres más ricos de la aldea. Años más tarde, acertó a pasar por allí el gurú, que se sorprendió al ver una suntuosa mansión donde antes se alzaba la cabaña. Entonces le preguntó a uno de los sirvientes: "¿No vivía aquí un discipulo mío?"
Y antes de que obtuviera respuesta, salió de la casa el propio discípulo. "¿Que significa todo esto, hijo mío?", preguntó el gurú.
"No va usted a creerlo, señor" respondió éste, "pero no encontré otro modo de conservar mi taparrabos".

Escrito por odyseo a las 9:06 PM | Comentarios (12) | TrackBack

12 de Junio 2004

Islas de piratas

Las nuevas islas del tesoro, también conocidas como los paraísos fiscales, son auténticos sumideros de opulencia en los cuales lo mismo puedes defraudar a hacienda que sacar la colada tras el blanqueo y lavado de dinero; puedes construir nodos clave en las redes de "contabilidad creativa" e "ingeniería financiera" u ocultar el botín de tus últimos saqueos contables.
Los piratas y corsarios de hoy llevan parche de nicotina y traje Armani, un móvil en la oreja donde antes descansaba el loro y el garfio lleva empuñadura de oro con diamantes; su barco tiene 80 Gb y es portatil, en sus bodegas van los datos de miles de clientes defraudados y engañados por algún banco o empresa.
Son piratas de guante blanco, aplaudidos por sus sociedades y consejos de administración, como auténticos artífices del progreso del país. Padres y esposos amantísimos, fieles devotos de su iglesia y las tradiciones, aunque debajo de la mesa oculten su afición a la cocaína y al ron, a su secretaria veinteañera o al efebo limpia cristales.
Al césar lo que es del césar...

Escrito por odyseo a las 6:38 PM | Comentarios (8) | TrackBack

11 de Junio 2004

Dinero público y medios privados

Sostiene Félix de Azúa, en un artículo suyo publicado ayer en El País, que sólo en una sociedad enferma y perturbada, caída en la regresión infantil, es posible sostener y asumir unos procesos de corrupción generalizada. Continua diciendo que solo en sociedades estrafalarias, con élites gobernantes chifladas y ciudadanos sometidos al raquitismo intelectual, es posible algo así.
Algo como lo sucedido durante los sucesivos gobiernos nacionalistas de Jordi Pujol en Cataluña, en que el govern ha pagado puntualmente a los medios de comunicación (a unos más que a otros en función del trato recibido o por recibir) con miles de millones de las antiguas pesetas. No hace falta que diga que sin el conocimiento de los contribuyentes que son los que han puesto el dinero para semejante práctica. La Vanguardia, Avui y otros medios catalanes han recibido dicho dinero a cambio de ofrecer a sus queridos lectores una versión edulcorada de lo que sucedía en el mundo y en Cataluña, con un trato de favor a quiénes les daban de comer.
Y lo peor es que todos lo sabían, políticos de aquí y de allá, periodistas (que no se han rasgado las vestiduras), y gente del mundillo. Los nuevos gobernantes de la cosa pública catalana se han limitado a denunciarlo mediante un informe de extraña autoría, pero del dinero nadie quiere saber nada ni pedir responsabilidades. A lo más que ha llegado Maragall es a decir que ellos reducirán el importe de los pagos.
Dada la tendencia editorial de tales medios, está claro que los catalanes están asegurados, gracias al celo nacionalista, de leer cosas impropias, herejías centralistas o independentistas, y seguirán siendo unos ciudadanos modélicos y piadosos donde los haya.
Por lo demás todo sigue igual, los perros guardianes seguirán comiendo de la mano de sus amos, al servicio de ellos, y los periodistas, si quieren trabajar, seguirán agachando la cabeza para hundir sus trompas en el bebedero de reptiles en que se ha convertido la profesión.
Me cago en el cuarto poder.

Escrito por odyseo a las 6:33 PM | Comentarios (5) | TrackBack

10 de Junio 2004

Mujer e Iglesia Católica

Los últimos documentos de la jerarquía eclesiástica tanto vaticana como nacional confirman lo que viene siendo habitual en los escritos y discursos de la Iglesia Católica desde hace siglos, y es que consideran a la mujer como un ser distinto, diferente, secundario, débil y mantienen hacia ellas la misma actitud que se mantiene hacia los (eternos) menores de edad.
Les prohiben ocupar en igualdad de condiciones los mismos cargos y funciones que desempeñan los hombres dentro de la jerarquía eclesiástica, las perciben como una amenaza y, en algunos casos, como fuente de pecado y de distorsión de los esquemas familiares y sociales. Con razón las asociaciones de mujeres tanto dentro como fuera de la Iglesia denuncian esta actitud de clara discriminación y se sienten postergadas a tareas secundarias. Conforme ha ido desarrollándose el proceso de liberación de la mujer y de lucha por la igualdad en todos los campos y aspectos de la vida en sociedades cultas y desarrolladas, esta discriminación se ha ido haciendo más patente, hasta el punto de que el mensaje de la Iglesia, hoy por hoy, es cada vez más contestado o simplemente ignorado por una cada vez mayor cantidad de católicos.
Los obispos parecen estar más preocupados por las cuestiones sexuales que por difundir el mensaje evangélico, por castigar las conductas moralmente incorrectas (desde su punto de vista tan particular) que por ofrecer guía espiritual cristiana a la luz del evangelio para la dificil vida que nos ha tocado vivir.
En lugar de fustigar a la sociedad secular por sus "desvíos", por amedrentar al personal con supuestas ruletas rusas (uso del preservativo) o de acusar con total impunidad a la liberación sexual como causa de la violencia doméstica, se deberían preocupar de por qué cada vez hay menos gente menor de 60 años en las iglesias o por qué cada vez hay más seminarios cerrados por falta de clientes.
Simplemente no tienen credibilidad para hablar de sexualidad (al menos en teoría), de matrimonio, de familia, de mujeres, de anticonceptivos, de violencia doméstica, de homosexualidad... y de tantos y tantos temas, porque no los viven, no saben lo que es salvo por haberlo leído en los libros, no saben de lo que hablan ni tienen experiencia ninguna en dichos temas (al menos oficialmente).... pero sobre todo, porque la gente lo que necesitaría de verdad es otro tipo de mensaje más cercano a sus realidades y problemas cotidianos y que les dejen disfrutar de lo poco amable que les ofrece la existencia.
Si Dios es Amor, ¿la iglesia de dónde ha salido?

Escrito por odyseo a las 7:36 PM | Comentarios (24) | TrackBack

9 de Junio 2004

Capitalismo victorioso

roto12.jpg

Escrito por odyseo a las 5:36 PM | Comentarios (18) | TrackBack

8 de Junio 2004

Progresistas

Hay dos términos que se usan en política para definir supuestamente a dos tipos antagónicos, a saber: progresista y conservador. El diccionario dice del primero que sería la persona de ideas avanzadas y actitud consecuente con estas ideas; los segundos serían aquellas personas proclives a mantener inalteradas las formas de vida y contrarias a su cambio brusco o radical.
Según nuestros políticos lo primero es una virtud y lo segundo un defecto. Pero realmente qué es ser progresista, qué es una sociedad de progreso, un grupo de progreso, una medida o propuesta progresista..
¿Es progresista legalizar el aborto o el consumo de marihuana? ¿es conservador estar a favor de una patria unida o de una economía de mercado? ¿Si esa patria es centralista es conservador y si es nacionalista es progresista? ¿Si es marihuana es progresista y si es tabaco es conservador? ¿Poner horario límite de cierre a los bares es progresista o conservador? ¿Depende de quien lo diga?
Ser progresista por lo visto es una virtud per se, que quien la tiene, por el mero hecho de decirlo, ya disfruta de un estatus distinguido entre el resto de conciudadanos. Sin embargo, a muchos de esos que se definen a sí mismos como progresistas, resulta que su progresismo les llega hasta donde termina la punta de sus zapatos, porque a partir de ahí, cuando les toca de cerca, se vuelven unos violentos cafres irracionales dispuestos a defender a sangre y fuego su parcela de poder, su propiedad, su coche o sus supuestos derechos frente a inmigrantes, ilegales, delincuentes, drogadictos, prostitutas, degenerados y demás calaña social. Son progresistas de bandera, es decir, de los de campaña electoral, cuando al llegar al mitin se quitan la chaqueta o la corbata, de los de sacar la pana a la calle en cada manifestación y gritar pancarta en mano No a no se qué o Sí a no se cuántos; progresistas de fumarse dos canutos entre chivas de doce años en el chalet de la sierra con un matrimonio amigo suyo de los tiempos de la facultad; progresistas de hacer puenting, footing, jogging, rafting, trekking y turismo rural (mientras los demás nos tenemos que conformar con ir al pueblo de vacaciones, salir a correr por las mañanas y dar un paseo por el monte los fines de semana, pasear en barca por el Retiro o suicidarte desde el viaducto....)
Al menos los conservadores no se ocultan y van de lo que son, unos hijos de papá y mamá dispuestos a trepar, explotar, arañar, ganar, escalar, subir, rezar, veranear, ambicionar... sin complejos y mientras juegan al padel o se hacen una liposucción. Son conservadores de gimnasio y rayos UVA, de BMW y Motorola... ¿o esos son los progresistas? Ay, qué lio... y vaya mierda.

Escrito por odyseo a las 7:18 PM | Comentarios (16) | TrackBack

7 de Junio 2004

Impotencia sexual

Como a estas alturas ya tengo claro que poner un título que aluda a sexo me permite conseguir mejores puestos en los buscadores, pues el título de hoy es el que es por esa razón... aunque pensándolo bien.....
Resulta que ahora el niño de los Bush, Bush il Minor, el bobo de Bush para el resto, tiene un nuevo juguetito que se lo ha quitado a su compañero de guardería Sadam, que es muy malo, malo. Le ha quitado la pistolita.. no, esa de hacer pis todavía no..., la de pum-pum para matar indios y ser como John Wayne. Y juega con ella en su despacho "hueval", escondiéndose bajo la mesa y tras las cortinas, dándole sustos a los agentes de la puerta y a Rumsfeld, que es un hijop... que hace pupa a los prisioneros.... y llama a Ansar para darle envidia y le ha prometido que cuando venga de nuevo de visita se la dejará tocar a cambio de los cromos de ZP y sus ministras...
Y es que, en el fondo, la pistola de Sadam debe de ser un juguete cargado de erotismo, prolongación viril del otro, sustituto en oro y duro metal del blando y de pocos tiros, con el que lograr erecciones bélicas y poluciones nocturnas, mientras el mundo se destripa a los pies de su cama.

Escrito por odyseo a las 7:48 PM | Comentarios (19) | TrackBack

6 de Junio 2004

Ojos

No todos los que tienen los ojos cerrados están dormidos,
ni todos los que tienen los ojos abiertos pueden ver...
¿De qué sirve tener ojos
si el corazón está ciego?

A. de Mello

Escrito por odyseo a las 9:28 PM | Comentarios (21) | TrackBack

5 de Junio 2004

Luchemos

Luchemos, contra todo aquello que nos esclaviza.. luchemos, .. contra todo lo que nos tiranice.. a nosostros los seres humanos... luchemos.
Luchemos con ganas, como cuando hacemos el amor.. y con la verdad por delante.. porque ese es el único camino de la liberación.
****** ****** ******
"...la lucha del hombre contra el poder es la lucha de la memoria contra el olvido". (Milán Kundera)

Escrito por odyseo a las 8:25 PM | Comentarios (4) | TrackBack

4 de Junio 2004

Libres

32-barcode adbusters.gif

Adbusters.org

Escrito por odyseo a las 8:36 PM | Comentarios (10) | TrackBack

3 de Junio 2004

El Estado del Bienestar según los banqueros

En las páginas de Economía de El País de hoy vienen unas declaraciones de Sáenz, consejero delegado del Banco de Santander y vicepresidente del mismo, realizadas ante un foro de empresarios en Bilbao. Lo que Sáenz viene a decir es que el sistema europeo de Estado del Bienestar (wellfare) está obsoleto y aboga por desmontarlo en poco tiempo. En dicho foro defendió la necesidad de mejorar las estructuras de nuestros mercados laboral y financiero, disminuyendo impuestos (a los empresarios, se entiende) y eliminando prestaciones sociales (a los trabajadores, se entiende) para ser más competitivos (ganar más dinero, se entiende) ante aquellos países con costes laborales más bajos (más explotación, se entiende) y mayor competitividad (menos trabas al negocio).
Literalmente lo que Sáenz propone, siguiendo una línea de pensamiento común en todos los grandes empresarios de la mundialización económica, es cortar por lo sano, es decir, eliminar todas las prestaciones que los Estados europeos han logrado después de muchos esfuerzos y luchas sindicales y políticas desde el final de la Segunda Guerra Mundial, para que el señor Botín (qué apellido más apropiado para un banquero) y demás secuaces aumenten sus beneficios un 30% más este próximo año. Pretende que se eliminen los derechos de los trabajadores, las limitaciones en los horarios, esa patochada del salario mínimo, ese rigor que supone hacer contrato a los trabajadores, además de abaratar los costes de la seguridad social, los impuestos, los costes de despido, los salarios, las vacaciones y los derechos en general. Que el Estado, en vez de gastar el dinero en pagar pensiones, gastos farmacéuticos y sanitarios, subsidios de desempleo y becas para los hijos de los trabajadores, lo invierta en que estas empresas ganen más dinero y disminuyan sus costes de producción. Y si no, amenazan con irse.
O sea, pensando en el futuro del país.

Escrito por odyseo a las 8:52 PM | Comentarios (14) | TrackBack

2 de Junio 2004

Consejos de una madre

roto8.jpg

El Roto

Escrito por odyseo a las 10:10 PM | Comentarios (10) | TrackBack

1 de Junio 2004

Melancolía

Dicen que Kafka, al final casi de su vida, sentía que era entonces cuando estaba empezando a vivir, pero que para ese entonces, ya no le merecía la pena. Sintió toda su vida una extraña melancolía, como la de Machado, o Pessoa cuando se lamentaba de que su corazón era como "un cubo vaciado" y que cuando se invocaba a sí mismo no encontraba nada.
Sin embargo leyendo sus escritos, llenos de vida y de sensaciones, de profundos y delicados análisis (no científicos) de los más extremos matices de la existencia, uno no puede menos de extrañarse de que sus autores se sintieran ajenos a este mundo, a las sociedades de las que formaban parte por el mero hecho de haber nacido en ellas. Todos ellos se sentían ajenos a la existencia común de los seres con los que les había tocado convivir y pasaron la mayor parte de sus días esperando encontrar a otro ser tan desgraciado como ellos, que sintiera su vida tan ajena a la vida como ellos. Cuando alguno lo encontró se creyó feliz aunque le durara poco tal felicidad.
Ese sentimiento de vivir en un mundo al que no perteneces, de vivir en un tiempo que no es el tuyo, produce una melancolía tan profunda que nada ni nadie te puede sacar de ella salvo en momentos fugaces como aquellos que contabilizó Abderramán a lo largo de su vida y que en conjunto no sumaron más de catorce.
Por eso viajo, para estar vivo, pero sin llegar a ninguna parte, porque llegar es morir.

"La angustia es comprender que nos falta algo y no sabemos lo que es. Hay en nuestros adentros un abismo sin fondo. A veces creemos llenarlo con algo muy deseado pero que, una vez conseguido, ha agrandado el abismo. Ese es el hombre"

De La Vieja Sirena de José Luis Sampedro

Escrito por odyseo a las 10:13 PM | Comentarios (11) | TrackBack

Pedorras y pedorros

Esa plaza pública que es hoy la televisión, está llena de una serie de personajes variopintos cuyo factor común es el ansia desmedida de dinero y notoriedad. A ello encomiendan vida y pertrechos, aún a costa de la propia dignidad. Unos alardean de tamaños y longitudes, otros de números y agendas; aquella presenta en su impecable currículo haber sido amante fortuita y por una noche de los seis aldabonazos dados por un torero o por un futbolista; en el ruedo de este circo mediático lo mismo encuentras ex - guardia civiles, que supuestos curas, pedorras peliteñidas y siliconadas barbies de tres al cuarto, guarras profesionales que pasean sus vergüenzas como medallas al mérito de la orden de la gran meretriz; seres extraños, de inteligencia límite, antes insultados en la plaza del pueblo y consentidos en sus atolondradas gracias por el cariño que se le coge a los animalitos, ahora expuestos al hazmerreír de millones de telespectadores ansiosos de contemplar la bazofia del último caradura cuando explica que una vez fue novio de la fulanita, que dice haberse calzado al beltranito, que niega conocer a la susodicha. Al final todos ponen el cazo.
Entremezclados con esta nueva clase social, bautizada por algunos como los “freakies” (del inglés freak: cosa insólita) están los caraduras de toda la vida, los de pata negra, es decir, un grupo de famosillos/as y putillas/os, que viven del negocio del divorcio, de las indemnizaciones vía judicial y de las exclusivas, falsas o más falsas aún. Robados, perdidos, posados, anulados, divorciados, maltratados, hundidos, esclavizados, bebidos, drogados, todos follados, según dicen, y siempre dispuestos a traicionarse a si mismos con tal de conseguir unos minutos de pantalla y tres mil euros para su agujereado bolsillo. Se ven por el Rocío, o la Semana Santa de Sevilla, por los garitos barceloneses y por la nueva movida madrileña, según la época del año; también los encontrarás por las casas de latrocinio y rayos UVA, o en los books de las grandes madames; son relaciones públicas de mil lugares y eventos, asisten a todos los saraos, viven en su mundo ajenos a todo lo real y se creen su papel hasta el histrionismo.
Algunas abandonaron la profesión cuando consiguieron cazar al joven futbolista o el viejo empresario; se dejan chulear mientras les compren vestiditos. Algunos malviven aguantando los antojos de más de una vieja actriz venida a menos o de alguna caprichosa empresaria que necesita sangre joven para limpiar las telarañas de su bisectriz.
Encended el televisor a cualquier hora y siempre encontraréis un buen ejemplar. Si me dejaran, a la cárcel de Guantánamo los mandaría, ... pero, bastante mal están aquellos pobres presos .. y yo no tengo inmunidad como los soldados de Bush.
¡Dios, cuánta caspa!

Escrito por odyseo a las 11:40 AM | Comentarios (15) | TrackBack